Primer Aniversario Blog Fashion Everywhere

Un año atrás, un día cómo hoy, decidí publicar el primer post de este blog, algo temerosa por no saber qué comentarios obtendría, siendo consciente que no era una experta en el tema de la moda, sino una lectora asidua de fashion blogs, con talento para la redacción y que necesitaba ocupar mi tiempo y corazón en un fin hermoso que me motivara. Al comienzo no fue sencillo porque confieso que al inicio los posts no tenían mucho contenido no porque no supiera expresarme, sino porque aún no encontraba el rumbo exacto que quería darle a mi blog. Poco a poco fui puliendo su contenido y sus fotos, al igual que mis outfits que nunca he pretendido que sean un ejemplo para alguien más, simplemente los publico porque quiero mostrarme al mundo, mostrar las alternativas de prendas y combinaciones que aplico, algunas acertadas y otras no tanto, pero soy humilde y reconozco cuando me equivoco. Cada día me esfuerzo por mejorar y ustedes mis lectores son testigos de ello.

Muchas veces me preguntaron qué me motivó para sacar un blog de moda y expliqué que se generó a raíz de que había tenido la posibilidad de asistir a un seminario sobre tendencias que organizó la ISIL y descubrí cuan interesante y dinámico sería escribir sobre temas relacionados con la moda, que podía volcar mi talento para la escritura en un blog; y es verdad, pero hay un elemento primordial que me motivó y que si mal no recuerdo nunca lo compartí con ustedes y he decidido hacerlo hoy.

Dos meses antes de darle vida al Blog Fashion Everywhere, me rompieron el corazón, sufrí una gran desilusión amorosa y me sentía tan mal que lo único que hacía al llegar a mi casa era ver las fotos que me había tomado con esa persona, escuchando música que me hacía recordar nuestra relación y lloraba, él se había vuelto en una ilusión que me llenó de alegría y al perderlo me sentía vacía, sin ánimos de nada, hasta creo me llegué a obsesionar con la idea de que yo había tenido la culpa de esa ruptura. Me vi inmersa en un estado anímico desfavorable. Luego de dos meses de dicha desilusión, me gané una invitación gracias a Vanessa Rodríguez de La Vida de Serendipity para poder asistir al Trends Fashion Management y créanme que durante las tres horas que duró el seminario no pensé ni un solo momento en él, me di cuenta que la moda y su belleza me había hecho olvidarme por algunas horas de su ausencia. Posteriormente a la publicación del post que preparé para Vanessa y que ella publicó en tres partes, y luego de los buenos comentarios de sus lectoras que me animaban a sacar mi propio blog por tener un talento especial para escribir de manera muy didáctica, me decidí a trabajar en la terapia del olvido, en dedicar mi tiempo libre al blog, a volcar mis ilusiones en cada post, a transmitir mi cariño con cada palabra que escribo a diario en este mi blog querido. Fue así cómo este blog comenzó a ayudarme a quitármelo de la mente y el corazón. Mi blog se volvió en mi consuelo, mi soporte, mi alegría y también en un medio para hacerme más fuerte, porque aprendí a recibir los malos comentarios sin tomármelos tan a pecho para que no duelan. Mi blog ha sido un instrumento para redescubrir mi femineidad, para volver a sentirme linda y para dejar poco a poco la timidez y los prejuicios de lado.

Si debo catalogarme de alguna manera en el medio de la moda, diría que soy una fashion reporter con un blog de moda de estilo muy genuino, transparente y 100% buena onda.

El sábado 10 de diciembre la fotógrafa argentina Romina Crespo me hizo una sesión de fotos a solicitud mía, para postearlas en el Primer Aniversario de mi Blog Fashion Everywhere. Las fotos son de un estilo urbano, mucho color y estampados. Aquí las fotos:

GRACIAS A CATÚ SHOES POR EL LINDO OBSEQUIO DE LAS BALLERINAS VALI. LOS COLORES LOS ELEGÍ YO!!!! 🙂

Fotos por: Romina Crespo (Cel:  997149392, E-mail: crespo_romina@hotmail.com)

Facebook: http://www.facebook.com/profile.php?id=1403153508

Espero les hayan gustado las fotos que me tomé especialmente para celebrar el primer año de mi Blog Fashion Everywhere.

Besos y muchas gracias por leerme,

Ana de los Angeles.

Agregue un comentario