Gracias Lumberjack por cuidar mis pies y piernas

En el mes de agosto de 2019, comencé a presentar dolencias en mis pantorrillas, especialmente en la pierna izquierda y en la parte posterior de la pantorrilla. Para esto, ya desde el año 2016 aproximadamente, me había percatado de una venita en tono verdoso en la parte posterior de la pierna izquierda que se transparentaba bastante a través de la piel, además de una venitas más finitas como telaraña, a la altura de los tobillos, en la parte interna de los mismos. Así que cuando me comenzó el dolor en las pantorrillas, temí lo peor, porque se me vino a la mente inmediatamente un problema de varices, tenía mucha sensibilidad en la zona donde estaba la venita que había comenzado a dilatarse. Entonces decidí pasar consulta médica con un cirujano cardiovascular, quien me envió a sacarme una ecografía doppler para ver al detalle cuál era el problema. Él me diagnosticó insfuciencia venosa. La insuficiencia venosa se trata de la dificultad que tienen las venas de las extremidades inferiores, piernas, para empujar la sangre desde éstas hasta el corazón. Cuando las venas fallan se debilitan y se hinchan, porque la sangre se acumula en ellas y la circulación se hace difícil. Entonces las piernas se ven a simple vista con venas grandes y curvadas: las varices.

Aunque mis venas no sobresalen en exceso como casos más avanzados, igual generan sensibilidad y sí siento que se hinchan si ese día estuve sentada mucho rato, o si estuve de pie más tiempo de lo permitido por mis piernas.

Dicho médico me hizo un procedimiento llamado Escleroterapia, pero luego he tenido mayor sensibilidad en otras zonas además de la zona posterior de la pantorilla. Así que dicho procedimiento no fue beneficioso.

Luego, fui a otro médico y me dijo que lo mejor era controlarlo mediante uso de geles antivaricosos y desinflamatorios, hacer caminatas, natación, bajar de peso, mantenerme en actividad física constante.

Por otro lado, desde octubre del año pasado uso medias compresoras. Las medias hacen la función de las venas y ayudan a empujar la sangre. Estas medias son lo máximo, me han ayudado bastante a aminorar la sensibilidad y dolor al caminar, así como mis zapatos Lumberjack. En caso seas un lector y seguidor del blog desde hace algunos años, sabrás que durante los años 2015 y parte del 2016, tuve como auspiciador del blog , a la marca de zapatos de cuero LUMBERJACK (más info aquí) y durante ese tiempo adquirí varios pares de zapatos, que me acompañan desde esa época, y más desde mediados del año pasado a la fecha, ya que se ha convertido en la única marca de zapatos que uso para mi día a día, porque son muy cómodos, al ser de cuero, no hacen que mis pies transpiren demasiado, y este es un factor fundamental, debido a que no puedo dejar de usar las medias compresoras que van hasta la rodilla. Asimismo, las personas que sufrimos de insuficiencia venosa, solo debemos usar calzado con un tacón 3-4 cm. Debemos evitar tacones altos, zapatos planos, botas, evitar ropa muy ajustada, cinturones, pantalones apretados, porque cortan la circulación de las piernas. En cuanto a las sandalias, es difícil usarlas, ya que la mayoría viene muy descubierta en la zona de los tobillos, y es fundamental que el calzado sostenga la zona de los tobillos de las personas que sufrimos de insuficiencia venosa, porque sino esa zona tendría una sobrecarga adicional al problema de la mala circulación y tendría que hacer soporte. Por eso los zapatos ideales son los mocasines Lumberjack de taco bajo, máximo de 4 cms.

Una vez más, Lumberjack me acompaña como auspiciador de este post para contarles sobre este problemita de salud, porque quizás alguna de ustedes esté padeciendo de lo mismo y les prometo que un buen calzado te ayuda a sobrellevar esta dolencia, es una enfermedad que no tiene cura, pero sí se puede sobrellevar con el uso de calzado adecuado, con caminatas diarias, uso de medias de compresión, disminución de peso, uso de ropa suelta y cómoda, compresas heladas en la zona afectada, y aplicación por las mañanas y noches de geles antivaricosos, además de poner las piernas en alto antes de dormir y de ser posiblemente también durante la noche.

Hace una semana, visité la tienda Lumberjack ubicada en Av. Benavides 1241, Miraflores y me llevé a casa nuevos zapatitos que me ayudarán con esta dolencia. Además pude reencontrarme con las personas encargadas de atención al cliente y pasar un rato agradable.

A continuación, les dejo toda la información de contacto de la marca LUMBERJACK para aquellos que tengan dolencias similares a las mías o que sencillamente estén en búsqueda de calzado de cuero, a precio justo y sumamente cómodos y amigables con los pies y piernas.

Facebook: Lumberjackperu 

Instagram: @lumberjackperu

Web: www.lumberjack.pe 

Fotitos de mi visita a la tienda Lumberjack de Miraflores.

Espero les haya gustado esta nota y puedan compartir este post en sus redes sociales para sugerir a sus amigos una muy buena opción de calzado 100% cuero, 100% peruano y que puede ayudar a muchas personas que padecen de insuficiencia venosa a sobrellevar el trajín del día a día.

Un abrazo,

Ana López Jiménez

IG: @fashioneverywherperu

Sígueme en todas mis redes sociales para estar al tanto de nuevas publicaciones:

Agregue un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.